14 November 2019
Old site Beta Version
2018/05/23 - 16:23
2018/05/23 - 16:23
COMUNICADO OFICIAL DEL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

COMUNICADO OFICIAL DEL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES DE LA REPÚBLICA ISLÁMICA DE IRÁN

COMUNICADO OFICIAL DEL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES DE LA REPÚBLICA ISLÁMICA DE IRÁN EN CONTESTACIÓN A LAS DECLARACIONES INTERVENCIONISTAS DEL SECRETARIO DE ESTADO DE EE.UU. CONTRA IRÁN

COMUNICADO OFICIAL DEL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES DE LA REPÚBLICA ISLÁMICA DE IRÁN EN CONTESTACIÓN A LAS DECLARACIONES INTERVENCIONISTAS DEL SECRETARIO DE ESTADO DE EE.UU. CONTRA IRÁN

En el nombre de Dios

 Las declaraciones difamatorias, infundadas, insultantes e intervencionistas del nuevo Secretario de Estado estadounidense y las falsas acusaciones contra la gran nación civilizada de Irán son indicios de la desesperación y frustración de las autoridades del gobierno estadounidense contra la nación iraní y el vano intento de desviar la atención pública de la medida ilegal de EE.UU. al violar el acuerdo nuclear, un hecho que vulnera el Derecho Internacional al violar una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, propuesta por Estados Unidos de América y aprobada por unanimidad. Las declaraciones de Pompeo retratan, una vez más, la falta de información y la debilidad de la visión, el atraso en el análisis y la confusión en la toma de decisiones en EEUU. Y dejó claro que la línea dura y las corrientes guerreristas en Estados Unidos no conocen la historia y ni tampoco son capaces de aprender lecciones de ella. El régimen estadounidense, que a pesar de la oposición de todos los países del mundo, a excepción de algunos necios regímenes, ha incumplido todas sus obligaciones políticas, legales e internacionales, no está en condiciones de imponer condiciones a una gran nación como Irán – que sí ha cumplido con sus obligaciones - y ha de saber que el hecho de incumplir leyes no sólo no le crea ningún derecho sino que las consecuencias de sus infracciones de la leyes y de obligaciones recaen en los líderes de ese país y de sus corruptos partidarios internos y externos vinculados con la mafia, cuyos reiterados escándalos salen diariamente a la luz ante la opinión pública del mundo. Los estadounidenses y sus aliados dictatoriales y medievales, cuyas intervenciones han dado lugar a todos los problemas de nuestra región, desde Irak, Siria y Líbano hasta Palestina, Yemen y Afganistán, no tienen derecho a determinar las políticas de Irán en su región. El apoyo al terrorismo, y en particular el terrorismo de Estado, es una característica intrínseca del régimen hegemónico de los Estados Unidos. Grupos terroristas como alQaeda, Daesh, MKO, Jundallah y otros grupos terroristas takfiríes que continúan viviendo con el dinero y el capital del pueblo norteamericano y de manos de sistemas incompetentes de la región, seguramente serán derrotados, dejando en ridículo a la Administración estadounidense y a sus aliados. Los padres de al-Qaeda e ISIS y cientos de otros grupos terroristas que ponen en peligro la paz y la seguridad internacionales no podrán tergiversar, en busca de sus ilusorias ideas imperialistas, las medidas antiterroristas de la República Islámica de Irán en el pro de la estabilidad y la erradicación del terrorismo en la región y el mundo. Aquellos que organizan golpes de estado contra los gobiernos legales, saquean las riquezas de las naciones oprimidas, masacran mujeres y niños inocentes, violan los pactos y resoluciones internacionales, fabrican y usan armas de destrucción masiva y pisotean los derechos de los humanos y grupos minoritarios y la gente de color en sus propios países no están en posición de amenazar a las naciones independientes que se enfrentan a todos estos crímenes con gloria y honor. Durante cuatro décadas de su vida, la República Islámica de Irán, surgida de Revolución Islámica del pueblo iraní, ha resistido y superado todos los siniestros complots de EEUU, y continuará sobreviviendo y hará que las nuevas conspiraciones de Washington sean derrotadas. Aconsejamos a las autoridades estadounidenses, especialmente a su Secretario de Estado, que aprendan del resultado de las políticas pasadas del país con respecto a la nación iraní, y dejen de adoptar medidas y políticas intervencionistas y fallidas que aparentemente están dirigidas a abrir una brecha entre el pueblo iraní y el sistema popular de la República Islámica de Irán, para así no desacreditar más a si mismo ante la opinión pública mundial. La República Islámica de Irán rechaza todas las acusaciones y mentiras planteadas en esta llamada nueva estrategia y considera las declaraciones descaradas del Secretario de Estado de los Estados Unidos como una evidente injerencia en sus asuntos internos y una amenaza ilegal contra un miembro de las Naciones Unidas y se reserva el derecho a emprender acciones legales. La Administración norteamericana será responsable de las consecuencias de cualquier medida ilegal e intimidadora contra el pueblo iraní.

 

 

متن دیدگاه
نظرات کاربران
تاکنون نظری ثبت نشده است